David Graeber es un tipo de lo más interesante. Antropólogo y anarquista, profesor de algunas de las universidades más prestigiosas del mundo y líder de los movimientos más contestatarios que ha visto el final del siglo XX y principios del XXI. Entre ellos los movimientos por la Justicia Global u Occupy Wall Street.

Un sábado por la tarde me había comprado su último libro “La utopía de las normas. De la tecnología, la estupidez y los secretos placeres de la burocracia” y en cuatro días ya me lo había terminado. Es un ensayo excelente y cautivador lleno de ideas frescas y un tanto contraintuitivas, que leídas un par de veces te arrancan un “hmmm… ¡pues tiene sentido!“.

El argumento empieza de una forma bastante sencilla: vivimos tan sumidos en las regulaciones burocráticas que ya apenas las percibimos.

Nos dotamos constantemente de normas y procedimientos con el teórico objetivo de eliminar la arbitrariedad de las decisiones que toman algunas personas. Pero tarde o temprano dichas regulaciones entran en contradicción entre sí y se requiere que alguna persona las interprete volviendo a traer la arbitrariedad a la ecuación… o bien añadiendo más regulación para tratar las excepciones. (más…)